Presentamos “Relatos de cuatro filos” de José Vaccaro Ruiz

“Relatos de cuatro filos” nace como homenaje a García Lorca que, puestos a inventarse figuras sangrientas no se quedaba corto: un bisturí de cuatro filos pone la carne de gallina. Sobre un fondo negro azabache, encontramos textos especialmente duros (“El amigo”, “La ciega”, “Era tan fácil”, “El tiro de gracia” o “Antes de nada”, por citarlos algunos), junto a otros de humor (“Roque”, “bcnegra” o “La fórmula milagrosa”). Y no podían faltar los basados en las experiencias del propio autor, en la cárcel Modelo de Barcelona (“Círculo de lectores”, “Amor de hijo” o “Ángel Custodio”). La tercera edad está presente en “Lepine Catalino Silver” y “La nena”. La maldad y la soledad del mundo en que vivimos queda latente en “La novicia”, “A hierro muere”, “El último eslabón del poder” o “Qué hora es”. Los refugiados están presentes en “Colliure, final de trayecto” y “La huida”. Y la “ternura” como único exponente en él, titulado “La muñeca”. Al igual que “Nunca más” como homenaje a Allan Poe y a su poema “El Cuervo”. La infancia, en lo bueno y lo malo, también está presente (“Jugando a cocinitas” o “Era tan fácil”). 27 relatos con los que poder viajar, sentir o experimentar trayectorias dispares de 4 filos.

José Vaccaro Ruiz nació en Barcelona en 1945. Su familia procede de la región italiana de Cosenza, de donde su abuelo paterno emigró a principios de siglo perseguido por un bandido apodado Malatesta. Es autor de Ángeles Negros (ganadora de los Premios Atlantis La Isla de las Letras), La Vía Láctea y La Granja. Arquitecto y abogado, su experiencia en la Administración Pública y como profesional liberal queda reflejada en la trama de sus novelas dentro del género negro, especialmente en su libro “Catalonia Paradís” que revela la trama inmobiliaria catalana como nunca se había hecho hasta ahora: desde la ficción más real. Todas las formas del Poder son fustigadas desde las páginas de sus libros. Los estamentos de ese Poder que deben estar al servicio de los ciudadanos y del interés general son reflejados como entes corruptos atentos a su propio beneficio y supervivencia.

Relacionados...